Cualquier “tradición espiritual” es admisible, salvo la católica

veces 7